El Estrés

Por Jorge Ayona

El estrés, en general, es inevitable. Es parte del hecho de estar vivo. Es más; es necesaria cierta cantidad de estrés para vivir, para funcionar efectivamente en  el trabajo. Lo malo es cuando el estrés se sale de control, se vuelve neurótico. ¿Te ha sucedido, o te está sucediendo que el estrés afecta tu sueño, apetito, relaciones personales, desempeño laboral, etc.?

¡La buena noticia es que puedes manejarlo! ¿Cómo lo hacemos?

Descansa.

No seas presa del pánico. Tómate una pausa y descansa, rélajate por algunos minutos. Aléjate, toma distancia. Muchas veces es útil tomarte un café. Respira profundamente.

La clave es que te alejes mental y emocionalmente por un momento de la fuente de tu estrés. Es muy útil la llamada “técnica pomodoro”: dividir tu jornada laboral en periodos de 25 minutos  separados por pausas de 5 minutos dedicadas al descanso. Las pausas frecuentes mejorarán tu agilidad mental y nivel de estrés.

Busca apoyo

Cuando las cosas se salen de control, y no podemos ver una salida, busquemos ayuda. A veces sólo basta un amigo, un sacerdote, el cónyuge, etc. Básicamente es alguien que nos escuche, sin interrumpir, sin condenar. En las situaciones más delicadas, busquemos incluso la asesoría profesional de un psicólogo. No dejes que el orgullo o prejuicios te cierren a esta opción. La clave es poder tener otra perspectiva de nuestro problema, de nosotros mismos, de nuestras opciones, que nuestro estado emocional no nos permite ver.

No Seas Tan Exigente Contigo Mismo

Existen paises en el mundo con altas tasas de suicidio. Estas sociedades culturalmente no se permiten fracasar y aprender de los fracasos trayendo nuevas ideas, productos, etc.  Son países que incluso la innovación y el emprendimiento están practicamente anulados. Edison dijo que al inventar la bombilla eléctrica, fracaso como 4,999 veces pero no se detuvo; cada uno de esos fracasos le permitió mejorar su prototipo, hasta dar con el que funcionaba.

Enfócate En La Salida

Presta atención. Escribí salida, no solución. Existen problemas matemáticos que no tienen solución. Mira aquí:  http://www.bbc.com/mundo/noticias-36651490

Otros problemas, a pesar de tener soluciones óptimas, muchas veces estas no pueden implementarse.

Lo mismo pasa cuando tratas con personas en cualquier entorno. A lo que debes aspirar es encontrar la salida que te funcione y que te mantenga productivo, aunque no se la ideal. Por ejemplo, no cambiarás a tu jefe, pero puedes hallar maneras de manejar la relación, reducir las tensiones, seguir produciendo.

Actitud Mental Positiva.

La mente de un hombre se compara a un jardín, que puede ser inteligentemente cultivado o ser abandonado y llenarse de hierbas; pero sea cultivado o descuidado, está destinado a producir. Si no se siembran semillas útiles, entonces semillas de hierba mala caerán, crecerán en abundancia y se reproducirán. – Robert Allen.

Trata de mantenerte positivo hasta en la situación más estresante, y es posible que descubras que mejora más rápido (o al menos así parece) y es mucho más tolerable que cuando te dejas atrapar en una espiral descendente de estrés y ansiedad.

Siempre habrán tensiones más allá de tu control. La clave  es darse cuenta de que a veces vendrán obstáculos, pero eventualmente saldrás adelante y el sol saldrá otra vez.